Westy enfermedades más comunes

Gracias a su tierna apariencia y su carácter sociable el Westy se ha convertido en uno de los perros más apreciados en todo el planeta, sin embargo al igual que las demás razas caninas es propenso a desarrollar una gran variedad de enfermedades que pueden afectar diversos aspectos físicos y mentales de este agradable animal de compañía

Existen numerosas condiciones médicas exclusivas de esta raza entre las que se incluyen algunos problemas congénitos, de la misma manera también es posible encontrar una gran cantidad de enfermedades presentes en otras razas que también pueden afectar notablemente a los Westys, estas son algunas de las más habituales.

Quijada del westy o Scottie

Conocida científicamente como Osteopatía Craneomandibular esta condición congénita se caracteriza por el crecimiento excesivo de los huesos de la mandíbula del Westy durante su etapa de desarrollo, por lo general esta enfermedad aparece durante el primer año, puede causar grandes dolores y dificultades para comer, así que se recomienda el uso de analgésicos para mitigar tales molestias.

Enfermedades hepáticas

Los Westys también son sumamente susceptibles a las enfermedades hepáticas, ya que esta raza acumula grandes cantidades de cobre en su hígado, lo que perjudica notablemente sus funciones hepáticas, a pesar de que esta raza es propensa a desarrollar hepatitis, lo cierto es que los westys suelen ser asintomático en sus primeros años de vida.

Una de las formas más efectivas de evitar la aparición de complicaciones hepáticas en los Westys es mantenerlos bien hidratados, además se debe mantener una dieta saludable que incluya alimentos con bajos porcentajes de cobre para impedir que dicho mineral comience a acumularse en su sistema hepático.

Infecciones de los oídos

Esta raza que proveniente de las Tierras Altas de Escocia no solamente suele presentar complicaciones hepáticas, sino que también suele ser susceptible a las infecciones de oídos, esto se debe a que los Westys tienden a acumular una gran cantidad de cerilla y otras impurezas en el interior de sus orejas lo que puede causar múltiples complicaciones.

Es por este motivo que uno de los cuidados fundamentales para esta raza es la limpieza de sus oídos, la cual debe llevarse a cabo periódicamente, por lo general se recomienda utilizar una gasa humedecida para retirar todo el cerumen, además se debe emplear otra gasa seca para evitar que la humedad se acumule en las orejas del perro.

Dermatitis

La piel de los Westys es sumamente susceptible a la acción de diversos agentes externos, es por este motivo que dicha raza suele desarrollar dermatitis si no cuenta con los cuidados necesarios, generalmente este tipo de complicaciones son causadas por la exposición prolongada al sol, así como también por la deshidratación de la piel.

Para evitar este tipo de problemas se recomienda bañar al animal por lo menos una vez al mes, también se debe evitar el uso de jabones y champús fuertes con un pH no adecuado a su tipo de piel, así mismo se recomienda llevar a los Westys a la peluquería periódicamente, ya que el exceso de pelo también suele afectar su piel.