La piel, alergias del Westy

El Terrier blanco de las Tierras Altas del Oeste de Escocia, conocido popularmente como Westy, es uno de los perros más buscados como mascota o animal de compañía por su inteligencia, elegancia, gracia y por su trato cordial y amable con las personas, especialmente con los niños, además es hipoalergénico, es una de las razas de perros que menos afecta a las personas propensas a estornudar o toser.

No obstante, a pesar de ser un excelente compañero para las personas alérgicas, los westys son propensos a sufrir distintos tipos de alergias, que de no ser tratadas a tiempo y de forma adecuada pueden ser bastante difíciles e incómodas para su vida diaria, entre los tipos más comunes de alergias que pueden afectarle encontramos:




Resequedad en la piel

La alergia más común que puede afectar al westy es la resequedad en la piel, llamada también piel seca, la cual puede provocar la aparición de caspa, se presenta en forma de manchas rojas en la piel, que producen gran picazón y hacen que perro se rasque y muerda para tratar de aliviarla, este tipo de alergia requiere de un tratamiento específico.

Esta alergia hace que la piel del westy se torne muy seca y comience a descarnarse, lo que produce picazón, debido a que el perro se rasca continuamente la zona afectada de la piel tiende a enrojecerse y pueden aparecer lesiones.

La mejor manera de entender la piel seca en un Westie es pensar en un humano con caspa. Cuando su cuero cabelludo está particularmente seco, es propenso a descamarse. Con el tiempo, rascarse. Con la ayuda de su veterinario, puede eliminar la caspa y las molestias de su pequeña mascota.

El único aspecto positivo de esta alergia es que requiere de un tratamiento sencillo, los veterinarios recomiendan un champú especial, el cual debe ser aplicado al westy una o dos veces por semana, así se irán eliminando los parches en su piel y las molestias que ocasionan.

Alergias causadas por alimentos

Los westys son una raza propensa a desarrollar desarrollar alergias alimentarias que pueden causarle lesiones en la piel, así como problemas estomacales, entre ellos diarreas; entre los alimentos más comunes que pueden causar alergias a un westy tenemos:

  • Leches con alto contenido graso.
  • Harinas y derivados del trigo.
  • Harinas y derivados de Soja.
  • Huevos.
  • Carne de vacuno, pollo, cerdo, cordero y conejo.
  • Pescados.

Para evitar este tipo de alergias se recomienda visitar al veterinario para determinar a qué alimento es alérgico el westy, muchos dueños se decantan por alimentarlos únicamente con alimentos hipoalergénicos recetados por un veterinario.




Dermatitis atópica

Este tipo de alergia tiende a confundirse con la resequedad de la piel, sin embargo es mucho más grave y requiere un tratamiento particular para evitar irritaciones severas y daños en la piel. La dermatitis atópica se manifiesta de diversas formas, como picazón en todo el cuerpo o solamente en ciertas áreas.

La picazón es tan fuerte que provoca que el westy se rasque y se frote constantemente, lo que tiende a provocar heridas abiertas que pueden causar infecciones en la piel, el tratamiento para la dermatitis atópica requiere de medicamentos específicos y el tratamiento es a largo plazo, no obstante, vale mencionar que este tipo de alergia afecta a menos del 10% de la población de westies.