Westy adulto

Se considera que un westy es adulto cuando supera entre los 9 meses y el primer año. Destacando que para que puedas disfrutar de cualquier perro sano debes asegurarte de que haga ejercicio regularmente, mantener una alimentación balanceada, cuidar su pelaje y llevarlo al veterinario periódicamente.

Características y pelaje

Los westy o westie son caninos que pertenecen a la raza West Highland white terrier, quienes poseen un suave y precioso pelaje blanco que los identifica. Su tamaño promedio se encuentra entre 25 y 28 centímetros con un peso medio que varía entre 6 y 10 kilogramos, donde los machos son más grandes que las hembras, por lo que se consideran perros pequeños, específicamente un terrier de patas cortas.

Se caracterizan por tener orejas erguidas y una cola con semejanza a una zanahoria que no se recomienda cortar. Así mismo son perros de complexión robusta con una espalda amplia, pecho profundo, nariz de botón y ojos usualmente oscuros.

En cuanto a su pelaje es blanco con dos capas o doble manto, la primera capa es suave y abundante para brindarle protección a la piel, y la capa exterior es más resistente, con pelaje duro y liso, destacando que este debe ser cortado con regularidad para que se mantenga en óptimo estado.

Cuidado y alimentación

Estos caninos cuentan con un metabolismo rápido que se debe satisfacer con pequeñas porciones que representan entre el 6 y 8% de su peso corporal, se recomienda que coman entre 3 o 4 veces al día cuando están en etapa de cachorros, pero en la adultez deben comer 1 vez diaria.

Se sugiere elegir un alimento que se adapte a sus requerimientos nutricionales, pues al ser un perro pequeño comen reducidas pero frecuentes raciones, planteamiento que aplica antes del primer año.

En resumen, al igual que todos los caninos se recomienda que los West Highland White Terrier reciban atención veterinaria periódicamente y lleven un adecuado control de vacunas, protegiendo además su pelaje y manteniendo una rutina de cuidados que le ayude a alcanzar una larga vida, pues en promedio estos perros viven entre 12 y 16 años.